Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

Marta María García Guerra: Vivo muy al día, no tengo preocupaciones a futuro porque lo bloqueo

Me gustaría reivindicar que, aparte de un servicio de ayuda, existiese un grupo de familias que puedan ayudarse mutuamente y crear comunidad

Desde Asturias, hemos contado con la colaboración de Marta María García Guerra quien nos ha explicado su experiencia como cuidadora y su paso por el programa.

Cuéntanos por qué llegaste a Cuidadanas.

Llegué de forma voluntaria. Buscaba información sobre recursos que hubiese para la 3ª Edad, no sólo en el ámbito de asesoramiento al cuidador/cuidadora, sino en el ámbito psicológico, sobre la gestión emocional, conocer cómo dar respuesta

¿Qué te animó a venir?

Conocer más sobre estrategias para saber cuidar. Esperaba encontrar lo que te he comentado anteriormente.

¿Qué has cambiado en tu vida para situarte también en el centro de tu cuidado?

Pues el programa es muy interesante, aunque el objetivo que yo buscaba, personalmente, no lo encontré. He aprendido mucho sobre el cuidado que nos tenemos que dar las cuidadoras, pero no sobre cómo cuidar.

¿Cuáles consideras tus logros más destacados?

Trabajarme psicológicamente y emocionalmente. He aprendido que mi madre no es únicamente mi responsabilidad, pero mi red es escasa y poco funcional. Me cuesta delegar, me va desgastando mucho y no sé encontrar el término medio entre involucrarme demasiado o desimplicarme. Es muy difícil llegar a ese equilibrio.

Hablemos de dificultades… ¿Qué obstáculos te has encontrado en este camino?

Sobre todo, encontrar un organismo donde puedas ir y solicitar información relacionada para poder desempeñar un mejor cuidado, compartir en grupo la situación por la que estamos pasando… Me falta material relacionado con el cuidado de personas mayores, no tengo herramientas para llevar a mi madre. Creo que en el ámbito psicológico y emocional es el más importante y donde más falta de recursos hay.

Y ahora, ¿Qué retos te has planteado?

Vivo muy al día, no tengo preocupaciones a futuro porque lo bloqueo. No soy capaz de involucrarme, siempre digo que yo no vivo, que subsisto. Me gustaría reivindicar que, aparte de un servicio de ayuda, existiese un grupo de familias que puedan ayudarse mutuamente y crear comunidad.

¿Qué le dirías a una mujer cuidadora, en una situación parecida a la que tú tenías?

Le diría que reflexione mucho entorno a lo que son sus responsabilidades y lo que no, que trabaje el tema emocional y el psicológico. Por otra parte, que reivindiquen el recurso que les falta, que lo demanden. También, que tengan paciencia, como diría Preciado: “todos los días sale el sol” o como diría el Atlético de Madrid: “Vamos partido a partido”.

Desde Fundación Mujeres y Cuidadanas, queremos agradecer a la/s entrevistada/s su colaboración y participación y animar a más mujeres como ella a seguir luchando por sus motivaciones personales, sociales y laborales para conseguir los logros que se propongan.

Esta actividad está financiada por el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030

Correo electrónico: cuidadanas@fundacionmujeres.es

Teléfono: 915 912 420